Buen Gobierno Corporativo | Gestion Órganos de Gobierno | Gobertia

Gobierno corporativo: el valor de hacer las cosas correctas, correctamente

Guillermo Soto, Director General de Gobertia España, reflexiona en este documento sobre el valor, en términos de desempeño, credibilidad y sostenibilidad, que puede generar en todo tipo de organizaciones una robusta y proactiva política de gestión de factores sociales, medioambientales y, sobre todo, de gobernanza. Incorpora a su análisis las conclusiones de diversos informes realizados por las áreas de estudio de relevantes instituciones financieras internacionales que abordan cuantitativamente la cuestión.

 

Hacer las cosas correctas, correctamente

¿Qué ocurriría si a todos los niveles en nuestras respectivas organizaciones nos focalizásemos consistentemente en las cosas correctas y, además, las ejecutásemos correctamente?

Reduciendo una cuestión tan amplia al ámbito del consejo de administración, ejecutar correctamente las tareas que le son atribuidas equivale, fundamentalmente, a poner atención en lo relevante y a tomar sistemáticamente las mejores decisiones para la entidad, garantizando de este modo su sostenibilidad, desarrollo y desempeño en el medio y largo plazo.

Y, si esto es así, la siguiente pregunta que surge inmediatamente es: ¿cuáles son las cosas correctas y cómo se garantiza una buena ejecución de las decisiones adoptadas?

La segunda parte de la pregunta se responde parcialmente a partir de la calidad humana y profesional del equipo de gestión: su preparación, su actitud, la diversidad de su composición, su nivel de compromiso, la eficiencia de sus procesos, la efectividad de su atención al factor humano, su capacidad de liderazgo y de innovación… Todos ellos elementos clave para una organización que complementan a los que referiremos en la lista al final de esta reflexión.

Como intento de contestar a la primera parte de la pregunta, de respuesta acertada seguramente imposible, sobre qué es lo correcto para cada una de las múltiples y dispares entidades que coexisten en el ecosistema socioeconómico mundial, participo del creciente consenso que se está consolidando en cuanto al impacto positivo que el foco en ciertas áreas ejerce sobre su funcionamiento, sobre sus diferentes grupos de interés y sobre el efectivo cumplimiento de sus cometidos. Me refiero concretamente a la atención que, de forma sostenida, y cada vez más seria y frecuente, las organizaciones están concediendo a los asuntos sociales, medioambientales y de gobernanza (que referiremos como ESG, por sus siglas en inglés que se corresponden con los términos Environmental, Social y Governance).

Aunque metodológicamente se revelaría un ejercicio extraordinariamente complejo, resultaría muy interesante analizar esta cuestión desde el ángulo contrario y calcular la carga que implica para una organización no hacer las cosas correctas y/o de no hacerlas correctamente a la primera. Intuitivamente, la combinación de estas dos situaciones se me antoja una fuente muy relevante y constante de ineficiencias a todos los niveles.

Por esto, una responsabilidad ineludible del órgano de gobierno responsable de la estrategia de una organización, en el caso de una empresa su consejo de administración, será la de identificar y concentrar sus recursos en las prioridades adecuadas y, al mismo tiempo, garantizar que se adoptan las necesarias medidas para mejorar el ratio de tareas bien hechas a la primera sobre el total de tareas ejecutadas, generando como consecuencia directa valor sostenible y sostenido en el tiempo para sus diferentes grupos de interés.

El resto de esta reflexión la dedicaremos a ilustrar el valor que se genera a partir de la asignación de recursos a iniciativas ESG proponiendo una lista de fuentes de ayuda que tenemos a disposición para garantizar su óptima ejecución, particularmente en aquellas relacionadas con el buen gobierno de la entidad en la que profundizaremos en futuros artículos.

El valor de focalizarse en la gestión activa de los factores sociales, medioambientales y de gobernanza (ESG)

Algunos analistas refieren que existe una relación de causalidad entre el foco que una empresa concede a los temas de ESG y su performance en términos de incremento de ROE y ROCE e, incluso, reducción de la deuda neta/EBITDA o evolución de su cotización en el mercado. Esto a pesar de los mensajes de precaución que desde diferentes organismos como la OCDE se han difundido por las dificultades metodológicas, comportamentales, operacionales, políticas y regulatorias asociadas al conocido como ESG investing que está, en todo caso, creciendo como metodología de análisis y de estrategia de inversión.

En esta línea, la gestora de fondos americana Blackrock (con más de 6 billones europeos de dólares en activos gestionados) anunciaba recientemente que pasaba a hacer obligatorio el uso de criterios ESG en todas sus decisiones de inversión, sumándose a lo que previamente habían hecho otros gigantes del sector como UBS o DWS.

Un informe publicado por JP Morgan en 2016 refleja cómo, entre 2007 y 2016, en la mayoría diferentes regiones geográficas mundiales, los índices MSCI (Morgan Stanley Capital International), compuestos por empresas catalogadas como responsables por su gestión en materia de ESG, muestran un desempeño en el mercado de valores consistentemente superior a los índices generales de referencia para esas mismas zonas.

Gobierno corporativo | Buen gobierno | Gobertia

Nordea Equity Research publicaba en septiembre de 2017 un análisis en el que explican, para el periodo de 2012 a 2015, cómo las empresas europeas con el más alto ESG rating (AAA según MSCI) habían tenido un desempeño en bolsa 40% superior a aquellas clasificadas como insensibles a estos factores (ESG rating mínimo B/CCC).

 

Los fondos de inversión americanos que invierten en empresas clasificadas como responsables a nivel de ESG, aun cuando continúan siendo una minoría en número y patrimonio, han aumentado el valor total de los activos gestionados (AUM, assets under management) un 217% a lo largo de la última década (de 1,4 billones europeos de dólares a 4,7).

Barclays Research, en un informe publicado en 2016, concluía que la introducción de criterios ESG en los procesos de inversión en títulos de deuda corporativa se traducía en un pequeño pero consistente incremento del valor de los activos.

Gobierno corporativo | Buen gobierno | Gobertia

Sin embargo, una proporción relevante de analistas se mantiene escéptica con relación a las conclusiones de estos estudios y explica a partir de factores ajenos a la gestión socialmente responsable ese mejor comportamiento de las empresas a las que entidades como MSCI atribuyen un ESG rating positivo.

Asumiendo que existe una cierta correlación positiva entre la gestión socialmente responsable y el desempeño global de una organización, sería útil desagregar el “conglomerado” ESG para intentar entender, si es que es posible, cuál de cada uno de sus componentes es el que está generando un mayor impacto sobre los resultados y/o sobre la generación diferencial de Alpha.

El anteriormente mencionado informe de JP Morgan señala, en este sentido, que cada uno de los componentes del acrónimo ESG posee un impacto diverso sobre el precio de los títulos cotizados en bolsa según las diferentes zonas geográficas mundiales. El análisisindica que el foco en los criterios medioambientales (E) son los que tienen mayor influencia en la cotización de las empresas a nivel global. En Europa, sin embargo, los factores relacionados con el buen gobierno corporativo (G) son los más influyentes.

Para los analistas de Barclays Research también es la gestión efectiva de los procesos de gobernanza (G) la que posee mayor impacto positivo sobre el valor de los bonos corporativos y afirma que las empresas con mayor ESG rating tienden a sufrir menos situaciones de default.

Estos análisis, y muchos otros del mismo estilo, son realizados sobre información que proveen diferentes agencias especializadas (Thomson Reuters, Sustainalytics, MSCI, Facset o Bloomberg son algunos ejemplos) o suministrada por las propias empresas, sin que exista sobre la misma un proceso de validación común homologado o una consistencia de conceptos, criterios y procesos en la gestión de los datos. JP Morgan asegura que, independientemente de los proveedores de datos utilizados y de las dificultades metodológicas y operacionales para sus análisis (y sus respectivos procesos de obtención, depuración, validación, agregación, etc.), las conclusiones tienden a ser similares.

Visto el peso significativo de los factores relacionados con el buen gobierno en el impacto de la gestión activa del conjunto de elementos ESG, proponemos una lista de instrumentos de ayuda al alcance de todo tipo de entidades que contribuirán a determinar en qué prioridades se deberá de focalizar una institución en relación con sus procesos de gobernanza y cómo perfeccionar su ejecución.

 

12 sugerencias para hacer “lo correcto correctamente” en materia de gobierno corporativo

Existe un elemento que tiene un impacto tan relevantemente positivo que convierte al resto de herramientas de ayuda en irrelevantes o redundantes: me refiero a la voluntad genuina, sólida, inquebrantable y sostenida en el tiempo de hacer las cosas bien. Esta voluntad se deberá verificar en todos sus miembros empezando por el presidente, que ejercerá una influencia determinante sobre el resto de los órganos de gobierno y sobre el conjunto de la entidad. No nos referimos a tener un programa de gobierno corporativo muy bien presentado interna y externamente que luego no posee trascendencia a nivel práctico. De hecho, en las organizaciones donde existe un desalineamiento fuerte entre los códigos internos (o externos) de conducta, éticos o de definición de los valores y el comportamiento de los gestores, se producen inmediatamente situaciones de pérdida de credibilidad, caída del compromiso de los empleados, reducción de productividad, fuga de talento y finalmente, como consecuencia de todo ello, un empeoramiento de los resultados comparados con el potencial real de la organización.  Por el contrario, cuando al máximo nivel los gestores de una institución demuestran consistentemente con hechos una voluntad sólida de hacer las cosas bien, su desempeño vs. su potencial real mejora sustancialmente.

No obstante, la voluntad firme de hacer las cosas bien sistemáticamente es algo tan difícil de encontrar y de llevar a la práctica en el día a día, que nos hemos tenido que dotar de numerosas herramientas de ayuda con diferentes niveles de complejidad en cuanto a su utilización, negociabilidad (entendida como la capacidad que tenemos de renunciar a ellas), e impacto sobre el desempeño, credibilidad y sostenibilidad de la organización.

Los siguientes 12 elementos, que desarrollaremos individualmente en futuros artículos, contribuyen a identificar qué podemos y qué debemos hacer, o no, en materia de gobierno corporativo de forma que actuemos consistentemente de la mejor manera posible y en beneficio sostenible en el tiempo de todos los grupos de interés de la organización.

 

12 mecanismos de ayuda para alcanzar la excelencia en gobierno corporativo

La regulación

Recomendaciones de órganos reconocidos

Estatutos societarios y pactos de socios

Códigos internos

Procesos internos

Formación

Auditorías

Consultoría

Ética individual

Valores

Sentido común

Tecnología

 

Conclusión

Los recursos que las organizaciones dedican a gestionar activamente programas relacionados con cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza aportan valor y contribuyen a mejorar su reputación, desempeño, desarrollo y sostenibilidad.

La voluntad férrea de hacer las cosas bien es el mecanismo clave de que dispone el principal órgano de gobierno de cualquier entidad para garantizar el foco en la definición y la ejecución de aquellas prioridades que le llevarán a la consecución de sus objetivos.

Por las innumerables situaciones que la pueden vulnerar en la práctica, esta voluntad se puede, y en la mayor parte de los casos se debe, complementar con múltiples mecanismos que cuando se combinan correctamente y se apoyan en la tecnología adecuada se traducirán en unos resultados óptimos en línea con el potencial máximo de la organización.

 

Sobre Gobertia 

Contáctanos

Dejar un comentario