Transparencia gestión empresarial

La transparencia como palanca clave en la gestión empresarial y los consejos de administración

Integridad, honestidad, respeto, responsabilidad social… En los últimos años, los valores corporativos se han convertido en el santo y seña de la comunidad empresarial, en la mejor carta de presentación de la identidad y la cultura organizacional. Aspectos todos ellos definitorios cuya correcta articulación influye de manera muy positiva en los resultados.

La necesidad de construir reputación es un objetivo consustancial al mundo de los negocios. Esta meta inalienable descansa, en gran medida, sobre la transparencia. Un principio que, junto a la confianza y la credibilidad, conforman una terna de activos fundamentales que las empresas deben labrar y administrar con eficacia para asegurarse una correcta gestión de su actividad, crear valor a largo plazo y alcanzar el éxito.

Un principio institucional de referencia

“Claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad”. Una de las acepciones del término ‘transparente’ según la RAE. Extrapolada al ámbito corporativo, la transparencia se ha convertido en un valor estrechamente ligado a la información relevante, a una información –tanto económica como no financiera- que necesita comunicarse de una manera veraz, sin ocultación, ni manipulación; sin asimetrías ni distorsiones. Documentación que, en su conjunto, permita un análisis del desempeño de la compañía en relación con los aspectos mercantiles, ambientales y sociales más relevantes, así como una toma de decisiones fundada.

Certeza, claridad y un sentido unívoco son elementos concluyentes a la hora de fraguar confianza entre todos los grupos de interés que se relacionan con la organización (empleados, clientes y proveedores, accionistas…), entre todas aquellas partes que posibilitan que una empresa se mantenga operativa y salga adelante. Una interrelación que, como no puede ser de otro modo, debe discurrir en un marco de fiabilidad y veracidad.

Más argumentos a favor de la transparencia en los procesos de gestión empresarial. Una organización que desarrolla este principio de gobernanza, incorporándolo orgánicamente a sus estructuras, fomenta la colaboración, mejora el clima laboral y la satisfacción de los clientes, anotándose beneficios en materia de productividad, eficiencia y excelencia.

De este modo, la transparencia se ha convertido en un indicador básico a la hora de crear y transmitir confianza en la esfera corporativa; en un instrumento esencial para alentar y sostener la credibilidad en un entorno global tan competitivo como el actual, hasta tal punto que hoy en día es prácticamente imposible garantizar la existencia –y el éxito- de una empresa sin transparencia.

Hacia unos consejos más transparentes

Con el paso del tiempo, la comunidad empresarial ha ganado visibilidad mediática y un reconocimiento más amplio por parte de la opinión pública. Al mismo tiempo, sus actuaciones producen un mayor impacto social. Circunstancias todas ellas que obligan a mostrar y explicar sin ambages que sus acciones están totalmente alineadas con su misión, esencia y valores.

En un mercado cambiante, el gobierno corporativo debe evolucionar y adaptarse, haciendo uso de las mejores prácticas que le permitan crecer de una forma controlada y sin desequilibrios significativos en su gestión operativa. Como máximo órgano en el escalafón gerencial, el consejo de administración tiene que estar totalmente comprometido con el principio de transparencia, proyectándolo a todos los niveles dentro de la entidad.

En este sentido, la transparencia y una comunicación fluida deben convertirse en una prioridad dentro de su estrategia organizativa, en un requisito de obligada observancia. A la hora de rendir cuentas, nada mejor que divulgar toda la información relativa a la compañía de una forma diáfana, íntegra y responsable, incluyendo, entre otros inputs, los datos referidos al cumplimiento normativo (compliance), la estructura y el reparto accionarial, la política de remuneraciones, su situación financiera, los resultados y la rentabilidad, el impacto en la sociedad, etc.

Maniobrar y avanzar en esta dirección constituye, sin duda, una buena señal del grado de cumplimiento de buenas prácticas de gobierno corporativo de las organizaciones, pudiéndose traducirse en ventajas significativas a la hora de mejorar su capacidad de acceso a la financiación e incrementar su valor de mercado. En caso contrario, la opacidad y una falta de transparencia pueden comprometer muy seriamente la reputación y el negocio.

RSC: el valor del compromiso en la recuperación poscovid

A comienzos de año, el mundo cambió. Quién sabe si para siempre. La pandemia nos ha dejado una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes que ha volteado la realidad que conocíamos, proyectando un escenario dramático e incierto en lo personal y lo profesional, en la esfera individual y colectiva.

En tiempos de ‘nueva normalidad’, el tejido empresarial no ha escapado a una espiral que ha castigado su desempeño, lastrado sus resultados y amenazado su propia supervivencia. Otros muchos negocios, menos afortunados, han sucumbido devorados por esta dinámica.

Todo ello no ha hecho sino avivar el debate sobre la necesidad, hoy por hoy ineludible, de dar un nuevo giro a la actividad corporativa. Un cambio de rumbo basado en la adopción de políticas socialmente responsables, líneas maestras que impregnen el ADN institucional y se conviertan en sus señas de identidad. Una filosofía que ahora, en esta etapa poscovid, será primordial para encarar la ansiada remontada.

Leer más

La función de compliance en las sociedades de capital, ¿cuál es el órgano adecuado para desempeñar esa función? - Gobertia

La función de compliance en las sociedades de capital, ¿cuál es el órgano adecuado para desempeñar esa función?

La función de control del cumplimiento normativo en las sociedades de capital…, ¿a quién atribuir dicha función?, ¿a un órgano autónomo, al comité de auditoría, al secretario del consejo de administración, al letrado asesor o al mismo órgano de administración?

Introducido en nuestro ordenamiento el llamado “Compliance”, con motivo de la introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en nuestro ordenamiento, es el propio Código Penal quien regula la figura del llamado “Compliance Officer” como órgano de la propia persona jurídica a quien se atribuye la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado como medio de exoneración de la responsabilidad penal de la persona jurídica.

Leer más

Buen gobierno en las startups - Gobertia

Buen gobierno en las startups

Por: Ignacio Sánchez de Asiain – Presidente de Gobertia Global

Es fácil entender que el buen gobierno no suele ser una de las prioridades de los startups en sus primeras etapas.

Suelen ser entornos con grandes dosis de entusiasmo, pero con pocos recursos y, esos recursos, se enfocan en su totalidad en abrir mercado.

Además, los fundadores son casi siempre quienes gestionan la compañía y les suele preocupar poco la opinión del resto de accionistas porque, normalmente, poseen la mayoría accionarial.

Leer más

Protección legal de los administradores de sociedades de capital ante decisiones estratégicas y de negocio - Gobertia

Protección legal de los administradores de sociedades de capital ante decisiones estratégicas y de negocio

El artículo 226 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) redactado por el apartado catorce del artículo único de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo («B.O.E.» 4 diciembre), introduce en la regulación legal de los deberes de los administradores de sociedades de capital, en relación con el deber de diligencia que regula en el art. 225 LSC y que exige a los administradores, entre otras cosas,  “adoptar las medidas precisas para la buena dirección y el control de la sociedad”, la Protección de la discrecionalidad empresarial, en los siguientes términos: 

En el ámbito de las decisiones estratégicas y de negocio, sujetas a la discrecionalidad empresarial, el estándar de diligencia de un ordenado empresario se entenderá cumplido cuando el administrador haya actuado de buena fe, sin interés personal en el asunto objeto de decisión, con información suficiente y con arreglo a un procedimiento de decisión adecuado”.

El precepto tiene su génesis en el Informe de la Comisión de Expertos designada por Acuerdo del Consejo de Ministros de 10 de mayo de 2013.

Leer más

El deber de lealtad de los administradores de las sociedades de capital - Gobertia

El deber de lealtad de los administradores de las sociedades de capital

La falta de control, la asunción imprudente de riesgos o determinadas decisiones adoptados bajo motivaciones diferentes al interés social, fueron el origen en no pocos casos, de la última crisis financiera, de la que todavía sufrimos sus consecuencias.

Precisamente la experiencia adquirida a consecuencia de la crisis ha demostrado la importancia que un consejo de administración bien gestionado tiene para las empresas y, muy especialmente, para las sociedades cotizadas.

Esa importancia ha sido entendida por gobiernos y legisladores. Así desde la declaración de Pittsburgh de septiembre de 2009 o la publicación en el año 2011 del Libro Verde para analizar la eficacia de la regulación no vinculante sobre gobierno corporativo por parte de la Comisión Europea, se han formulado nuevas normas más detalladas y rigurosas sobre gobierno corporativo.

Entre estas normas destacan las dedicadas al deber de lealtad y la regulación de los conflictos de interés, en las que nos detendremos hoy.

Leer más

La visión y los valores en las organizaciones - Gobertia

La visión y los valores en las organizaciones

La visión y los valores de una organización son pilares, junto con la misión, para poder diseñar con acierto unas adecuadas políticas y estrategia empresarial.

En un artículo anterior hablamos de la misión, del propósito, del fin o razón de ser de la empresa.

Hoy le toca el turno a la visión y los valores, y a las políticas y estrategias necesarias para hacerlos realidad, que la Ley de sociedades de capital (art. 249 bis b) determina como una función indelegable del Consejo de Administración.

La visión se refiere a la imagen que una empresa u organización tienen de sí mismas en el futuro.

Leer más

La misión como base de la estrategia empresarial - Gobertia

La misión como base de la estrategia empresarial

La Misión, identificarla y definirla con acierto es la base de la estrategia empresarial.

Hace un tiempo un empresario holandés afincado en Barcelona, una persona emprendedora, racional y muy capaz con varias empresas exitosas en España y Holanda, comentaba que llevaba dándole vueltas a la diferencia entre misión, visión y valores dentro de la empresa, y que quería tenerlos claros de cara a definir la estrategia de sus negocios para los próximos años.

Precisamente definir con acierto la misión y visión de la empresa y concretar, comunicar y ser consecuente con los valores que la empresa trata de representar, son aspectos que, aun cuando sean intangibles, son determinantes del éxito empresarial, porque tienen mucho que ver con la obstinación necesaria para llevar adelante una idea y la resiliencia necesaria para sortear las dificultades que aparezcan en el camino.

Collins y Porras, investigadores de la Universidad de Standford, en un estudio que lleva por título: “Empresas que perduran: principios básicos de las compañías con visión de futuro”, concluyeron que las empresas que perduran en el tiempo fueron fundadas y dirigidas por líderes que no se conformaban con hacer un buen producto y con que la estrategia de la empresa girase alrededor del mismo, sino que tuvieron una idea que trascendía sus propias personas.

Leer más

Los canales de denuncias: instrumentos eficaces y necesarios del control corporativo - Gobertia

Los canales de denuncias: instrumentos eficaces y necesarios del control corporativo

Más de la mitad de las empresas españolas ha sido víctima de algún delito económico en los últimos dos años. Así se desprende de la Encuesta mundial sobre fraude y delito económico 2018, que cada dos años elabora PwC a partir de la opinión de más de 7.000 compañías en todo el mundo. Concretamente, el 54% de las empresas españolas asegura haber sufrido algún tipo de fraude económico en los últimos dos años.

España se sitúa por encima de la media mundial (49%), en línea con los principales países de nuestro entorno, como Reino Unido (50%), Alemania (50%) y Estados Unidos (53%).

A pesar del aumento de la inversión para luchar contra el delito económico, el desarrollo de las nuevas tecnologías, la mayor implantación y efectividad de los mecanismos de detección y la creciente preocupación en las organizaciones por el fraude económico, muchas compañías carecen todavía de una estrategia de prevención y detección del fraude.

Leer más

El reporting de información no financiera y diversidad - Gobertia

El reporting de información no financiera y diversidad

El reporting de información no financiera y diversidad tras la entrada en vigor de la Ley 11/2018.

Un acicate para la mejora continua de las empresas en materia de RSC y sostenibilidad.

El pasado  29 de diciembre de 2018 se  publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad, con entrada en vigor al día siguiente de dicha publicación.  Con esta ley, que sustituye al Real Decreto-Ley 18/2017, sobre información no financiera y diversidad, España se convierte en un referente a nivel europeo en materia de divulgación de información no financiera y diversidad.

Leer más